divendres, 12 de setembre de 2014

Cap. 431: El Pisoton de Stoichkov

Aquel partido de futbol sera recordado por el "pisotón" y de la "acomodamiento de las partes más nobles. El primero salió de la hota de Stoichkov, la segunda fue un "juego de manos" de Hugo Sánchez. El escenario, el Camp Nou, en el partido de ida de la Supercopa de España. Era un 5 de diciembre de 1990. El resultado al final del encuentro 0-1 para los visitantes.
Urizar Azpitarte expulsó al goleador búlgaro en el minuto 40 de juego. A modo de réplica, Stoichkov se "ensañó" con uno de los pies del colegiado, una acción que levantaría ampollas. Por mucho que el internacional balcánico pidiera perdón públicamente al propio Urizar y a sus compañeros sólo 24 horas más tarde: el día 7 de diciembre, José Javier Forcén, júez único del Comité de Competición, le suspendió cautelarmente considerando que no habia habido agresión, pero que Stoichkov había tenido "una actitud aira da y violenta" para con Urizar
Ya el 11 de diciembre, el propio Forcén, resolvió sancionar al azulgrana con dos meses de suspensión y dos partidos por protestarle al "trencilla" y aplaudir su decisión. Tres días después la Junta Gestora del Comité de Árbitros sentó un precedente histórico al presentar un recurso ante el Comité de Apelación contra esa sanción, emitida por otro órgano de la federación, en este caso el juez único. Los colegiados solicitaron que el castigo fuera aumentado. Por contra, el FC Barcelona recurrió con la petición de que la sanción fuera reducida a tres encuentros
20 de diciembre: el Comité de Apelación resolvió ambos recursos y consideró que el pisotón fue una agresión. Al hilo de esta apreciación ampliaría la primera "condena" y ahora se le sancionaba con 6 meses y 2 partidos.
26 de diciembre: Stoichkov recibe un permiso especial para participar en el encuentro a beneficio de las familias de los policias fallecidos en el atentado perpetrado por ETA en Sabadell
El Barcelona cursaría un nuevo recurso y solicitó la intervención del CSDD (Consejo Superior de Disciplina Deportiva). Este dictaria sentencia el día 17 de enero y se mantendría la primera sanción de dos meses y dos partidos.
Paralelamente se produjo la historia de esas "caricias" (provocación a los aficionados del Barcelona), que según Hugo Sánchez, sólo sirvió para "acomodar mi masculinidad", pero que como muchos recordamos, lo hizo mirando a la grada descaramente y que provocaba a los asistentes al encuentro. El juez único (nuevamente Jose Javier Forcen) solo castigó al mexicano con dos partidos y la "España Mediatica Centralista" deliberaba sobre la necesidad o no de que los profesionales del balón se llevaran los dedos a ciertas regiones de su anatomía. Hugo Sánchez aprovechó los hechos para cargar contra Núñez y su directiva y contra TV3 por esta "encerrona", cuando el único culpable era él, por suerte los aficionados supieron estar en su sitio, cosa que este "profesional" no

Cap. 430: Casi un siglo del unico gol marcado por un portero del Barça

 Aunque algunos porteros se atrevieron en participar en la tanda de penaltis, en una eliminatoria
empatada, solo en una ocasión un portero marcó un gol en el tiempor reglamentario del encuentro
Ocurrió en un partido del Campeonato de Catalunya de 1919 entre el FC Barcelona y el Internacional y que terminó con victoria blaugrana por 2-1
El autor de este gol histórico, fue Ricardo Zamora "El Divino" de penalti y que supuso el 2-0 para el Barça,  Paulino Alcántara, había inagurado el marcador de manera espléndida, superando prodigiosa y ágilmente la defensa rival y metiendo la pelota en las redes de Albar. El segundo, producto de un "penalty" lo metió Zamora y el tercero, favorable a los "estrellados" lo marcó Millà con colaboración de Zamora.
Esta es la ficha técnica del encuentro que se jugó en la calle Industria el 14 de diciembre.

FC Barcelona - FC Internacional  2-1

Barcelona: Zamora, Coma, Galicia, Torralba, Sancho, Samitier, Viñals, Julià, Sesúmaga, Alcántara y Plaza.
Internacional: Albar, Solà, Flaquer, Salvo, Sanahuja, Ollé, Rallo, Martí, Cros, Millán y Tena.
Goles: 1- 0 Alcántara, 2.0  Zamora, 2-1 Millà.


Cap. 429: Roberto Dinamita ficha por el FC Barcelona (II)

Debutaba el 20 de enero de 1980 ante el Almeria, Y Roberto "Dinamita" cumplió con lo que se esperaba de él. Por 2-0 ganó el Barça y ambos goles llevaron su firma: el primero de penalti, a los 79 minutos y con una frialdad nunca vista, casi caminando y sentando al meta César antes de marcar; el segundo, en el tiempo de descuento con un disparo desde el límite del área que despistó al meta al desviar el balón un defensa. Pero no jugo como se esperaba de un jugador de su calidad.
A partir de ahí, las esperanzas depositadas en el ariete brasileño se convirtieron en una decepción para el aficionado blaugrana.
Tras jugar contra Zaragoza y Nottingham (este en la Supercopa de Europa), el "idolo de barro" comenzó a ser el centro de las críticas de los medios a partir del siguiente partido, nueva derrota liguera en Sevilla frente al Betis que dejaba al equipo de Rifé, transcurridas 19 jornadas, en octavo puesto junto al RCE Espanyol y a diez puntos del liderato de la Real Sociedad. La liga se ponía imposible para el equipo... Poniendo en la picota a Nuñez y su "Barça triomfant" de la campaña electoral
Siguió con más pena que gloria en los siguientes partidos y de la crisis se paso al derrumbe total. Derrota en el Camp Nou, ante el Madrid en la noche loca de Laurie Cunningham.  el 2 de marzo, en Alicante ante el Hércules, el entrenador, tocado ya de muerte, lo sacó del campo en el descanso. "Este chico es un paquete", se pudo leer al día siguiente en la prensa refiriéndose a él. El 5 de marzo, el Valencia también ganó en el Camp Nou en la ida de cuartos de final de la Recopa (sin el brasileño por no estar inscrito) y un día después Joaquim Rifé era despedido para ocupar su puesto Helenio Herrera.
La historia de Roberto en el Barça acabó el domingo siguiente, con un triste empate sin goles en el estadi y a Helenio Herrera señalando sin disimulo al brasileño, al cambiarle en el minuto 63 de partido entre los abucheos de una afición que ya le había condenado, que leía día tras día la resurrección de Krankl en Austria y que contemplaba como el proyecto triomfant de Núñez se arrastraba en la novena posición de la Liga, a 14 puntos de Real Sociedad y Real Madrid. El miércoles 12 de marzo el Barça fue vapuleado en Atocha por la Real Sociedad en la Copa (3-0) y Roberto Dinamita tomaba el camino de regreso a Brasil por 27 millones de pesetas.
Sorprendentemente es llegar a Brasil, y tras varias semanas para ponerse en forma... Vuelve a ser el que era en Brasil... Un misterio que podría ir incluso a "Cuarto Milenio"

Cap. 429: Roberto Dinamita ficha por el FC Barcelona (I)

El 16 de diciembre de 1979 el Barça perdió en San Mamés por 2-1 ante el Athletic Club. Carlos y
Andoni  Goikoetxea sentenciaron la quinta derrota en trece jornadas que dejaba al equipo blaugrana en décimo lugar de la clasificación, a nueve puntos de los líderes (Real Madrid y Real Sociedad) y apenas dos por encima de los diez que sumaba el Burgos, primer equipo en descenso. Había estallado la crisis habitual en el Camp Nou de aquellos días y  estaba cerca de llevarse por delante a Quimet Rifé y había ya condenado a Hansi Krankl. Ambos habían sido "héroes" siete meses antes en Basilea, el entrenador y el goleador, pero ahora personificaban el hundimiento del segundo proyecto de Josep Lluís Núñez, así que en una operación tan silenciosa como rápida, en la segunda quincena de aquel mes de diciembre el Barça cerró un fichaje estratosférico, el del "9" de referencia de la canarinha, el goleador más reputado y que debía liderar el resurgir del equipo. Se llamaba Carlos Roberto de Oliveira y era conocido como Roberto "Dinamita"
La corta experiencia de Roberto en el Barça se resume en solo diez partidos, tres goles, muchas críticas y una pérdida para el club cercana a los 30 millones de pesetas de la época. Y en apenas siete semanas quedo demostrado que no era jugador para este club y no estilo
La llegada de Roberto "Dinamita" pilló por sorpresa a todo el mundo y se anunció como un "regalo de Reyes" que Joan Gaspart, anunciaba la tarde del 3 de enero de 1980

 "Estoy loco de alegría con mi fichaje" y “voy a marcar muchos goles con el Barcelona” fueron las primeras palabras con las que se presentó Roberto "Dinamita en Barcelona". Llegó el viernes 4 de enero y muy pronto entendería, lo que era la presión en el Barça.