dimarts, 6 de març de 2018

Cap. 4217: Primera victoria en la liga del Celta

El 12 de octubre de 1941, se jugaba la 3ª jornada del campeonato liguero. Ese día el Real Celta de Vigo conseguía su primera victoria en el feudo blaugrana al vencer por 0-2, goles conseguidos por Paco Roig. Posiblemente la temporada 1941/42 ha sido la más triste del equipo blaugrana, que se salvaba del descenso en un partido contra el Real Murcia, por la promoción. Sorprendentemente la segunda derrota contra el equipo gallego llegaba el 1 de noviembre de 2014, 73 años después de la proeza de aquel equipo. Esta segunda derrota llegaba por un gol de Larrivey

FC Barcelona - Real Celta de Vigo 0-2
Barcelona: Argila, Navarro, Calvet, Ceballos, Zabala, Herrera, Raich, Balmanya, Bravo, Martín, Sospedra
Celta: Bermúdez, Deva, Cons, Machicha, Sabina, Fuentes, Alvarito, Paco Roig, Mundo, Nolete, Venancio
Goles: 0-1 Paco Roig, 0-2 Paco Roig (p)

Cap: 4216: Maradona, ¿secuestrado?

Ese día también hubo otra anecdota, esta más cruel. Cuando los jugadores barcelonistas ya descansaban en el hotel sevillano que los acogía. De madrugada, el jefe de prensa del club, Ricard Maxenchs, comienza a recibir llamadas de periodistas que lo alertan de que una emisora de radio en Buenos Aires ha informado que Maradona… ¡ha sido secuestrado en Sevilla! Maxenchs, perplejo, despierta de inmediato al vicepresidente blaugrana Nicolás Casaus y este acude a la habitación de Maradona. El jugador duerme plácidamente. Dudan en decírselo, pero entre Casaus y su agente, Jorge Cysterpiller, lo llaman para ponerlo al corriente de lo que pasa. Juntos, toman la decisión de que Maradona hable con una agencia de su país para zanjar el rumor. No ha habido secuestro y él lo que quiere es que su madre no se angustie y que lo dejen dormir.
Después de lo ocurrido el 1 de marzo de 1981, con el secuestro de Quini, esta noticia alerto a Nicolau Casaus, no quería que la historia se repitiera

Cap. 4215: Maradona se come la naranja

El 10 de noviembre se jugaba en el Benito Villamarin la jornada 11 del campeonato liguero. Para los aficionados beticos tenía el aliciente de ver el debut en su estadio al "Pelusa" Maradona. Maradona dejó destellos de su clase, pero, en general, Ortega le puede con un marcaje implacable, de esos que tanto emocionaban en Heliópolis. Una demostración impresionante de esfuerzo físico, colocación, rigor táctico y hombría que será recordada durante mucho tiempo. La anécdota de la noche también la protagoniza Maradona. Se jugaba la segunda parte y desde la tribuna de fondo cayó una naranja cuando el Barcelona iba a botar un córner. En la esquina con Gol Sur. El argentino andaba cerca y cogió la naranja, la desgajó, y se la comió allí mismo entre el aplauso del público.

Real Betis - FC Barcelona 1 - 1
Betis: Esnaola, Diego, Alex, Canito, Gordillo (Ramón), Ortega, Parra, Cardeñosa, Casado, Rincón, "Lobo" Diarte.
Barcelona: Artola, Gerardo, Migueli, Alesanco, Manolo, Sánchez (Carrasco), Víctor, Schuster, Quini, Maradona, Marcos.
Goles: 1-0 Rincon, 1-1 Carrasco

Cap. 4214: Un "punching ball" en los vestuarios

En los campos del Carrer Industria y en Les Corts hubo una novedad para este deporte balompédico. El Barcelona decidió instalar un "punching ball" en los vestuarios entre 1915 y 1947 para que sus jugadores adquirieran también un perfil pugilístico. La razón en aquella época es que era otro fútbol, en el que había rivales que tenían como objetivo partir la pierna del contrario. No era que fueran literalmente a lesionarlo, pero influia muchas cosas entre ellas el terreno de juego y la poca técnica de muchos jugadores. Uno de los primeros en no querer utilizar este "punching ball" (aunque ya estaba fuera de uso), fue Luis Suarez, el gallego al llegar al barcelona era un jugador enclenque y el entrenador quiso que mejorara su físico con el boxeo. El jugador se negó, para ello matizo que había sido fichado para jugar... no para boxear

Cap. 4213: Y "Niebla" juega contra el Barça

El 28 de noviembre del 2015, la cuenta oficial del club blaugrana en Twitter protagonizaba una graciosa anecdota al anunciar los jugadores de banquillo de la Real Sociedad. Muchos se preguntaban quien era "Niebla"?. Por lo visto el comunity manager del club blaugrana decidió cambiarle el nombre al jugador txuri urdin Armindo Tué Na Bangna, más conocido como "Bruma" y optar por Niebla. La rectificación del FC Barcelona llegó a los pocos minutos, pero la graciosa anécdota ha suscitado numerosos comentarios en la red social. Cuestión de "bilingüismo"?