dimecres, 4 de març de 2015

Cap. 936: Johan ¿Dios o Demonio?

Vivimos en una época donde el "Carpe diem" es lo que nos mueve, devorando las noticias y creyendo a las fieras de la prensa que minimizan las satisfacciones, y provocan que las preocupaciones ocupen a nuestras neuronas, no podemos alegrarnos de los triunfos, por que según ellos tarde o temprano, llegaran las derrotas, la autodestrucción y el placer de hurgar en las heridas. Es una sociedad donde solo aquellos que triunfan tienen sitio, pero si luego de triunfar, pasas por una mala racha, tened por seguro que no faltaran manos para empujaros al vacio.
Cuando Johan llegó al Barça fue como un regalo de la naturaleza para todos los que disfrutamos con el fútbol. Sus jugadores, aquellos que en su día consiguió sacarlos de sus casillas, hoy le adoran, han entendido que aquello era algo más que un capricho, de un "Loco".
Hoy son personas maduras, algunos han seguido sus pasos, otros son comentaristas o articulistas en un diario deportivo y saben como era Cruyff en estado puro.
Cuando saltaban al campo se sentían pioneros de una filosofia y de una manera de jugar diferente a los demas y que lo importante era "disfrutar" en el campo y luego tambien ganar, y sacar al fútbol de aquella mediocridad en la que estaba sumido.
Para Cruyff lo importante primero era el espectaculo, como él decía prefiero ganar un partido 4-3, que 1-0. Por lo menos los que han pagado las entradas, habran visto algo que no olvidaran. Durante años se escribió que la estrella del equipo era Cruyff y que aquello molestaba a sus jugadores. Cuando los periodistas escribían esto, se demostraba que no se entendían la autentica filosofía Cruyff.
Para Cruyff, el jugador nunca sería la estrella, el auténtico crack en el cesped era el balón. Cruyff es el sabio de la simpleza. Para Johan el que debía correr era el balon y si el balon lo tenias tu... el rival no podria marcarte un gol. Hizo sentir a sus jugadores que el fútbol no era un trabajo, sino una diversión en la cual participaba el aficionado.
Entrenadores como Capello o Sacchi mientras basaban su fútbol en el trabajo, en duras sesiones de entrenamiento. Johan he cambio les hizo amantes del balón y del juego. Transformaria los entrenamientos en algo divertido, como si fueran niños jugando en la calle, por que para él si se disfruta con tu trabajo, triunfaras en la vida.
Sus jugadores, nunca comprendieron al "Flaco" y muchas veces había grandes revoluciones en sus equipos, como cuando situo a Goiko de lateral, a Lineker o Salinas en los extremos... LOs jugadores se sorprendían de como hacían las elecciones Johan y Charlie, cada uno ponía un once y luego lo consesuaban, los jugadores que coincidian jugarian seguro las discrepancias... se puede decir que se elegian a cara y cruz.
Ambos intentaban transmitír que el fútbol es un juego y no un trabajo. Era el principio de un trabajo psicológico excepcional que sirvió para ganar una Copa de Europa en un club donde la presión limitaba el rendimiento de todo el que llegara. La presión no existía y tomaban decisiones para ver que no sólo eran palabras sino realidades. Muchas veces dejaban en el banquillo a los jugadores que volvian a jugar contra su antiguo club, querian evitar la presión de la afición rival, sobre uno de sus jugadores. Para Johan, el equipo debía estar al servicio del balón.
Todos los entrenamientos se basaban en mejorar la velocidad del balón, e intentar jugar a un solo toque y a una velocidad endiablada. Se les obligaba a jugar con inteligencia, no permitía que se le diera un pase a un jugador a la pierna mala, decía que la culpa no era del que recibía sino del que pasaba…todos los entrenamientos se basaban en los pequeños detalles, que más tarde, darían paso a un gran mural llamado Dream Team. Pero a todas las virtudes se le suman los defrectos y ese era que Johan no sabía perder.
El nunca perdían, si se perdía un partido es que los jugadors no habían cumplido con sus ordenes. Johan murió a manos de un entrenador que baso su exito en el trabajo, Johan aquel día de Atenas, para muchos equivoco el equipo, quiso morir confiando en que el balón seria suyo, pero dejo fuera tal vez al único jugador que hubiera sido capaz de esconder el balón en los momentos dificiles.
Se dice que también en el vuelo de ida, ya hablo con los jugadores que iban a causar baja en la próxima temporada... si es asi es un enorme error. Por que eso afectaria animicamente a unos profesionales acostumbrados a ganar. Posiblemente Johan haya sido único, como los autenticos genios del fútbol o como los amantes del espectaculo por encima de todo A día de hoy parece que Laudrup y Pep intentan continuar esa filosofia del arte por encima de todo. Y que lo primero que deben hacer es salir y divertirse, los triunfos llegaran solos

Cap. 935: La masa social (Socios y Peñas)

Lo importante en el Barça es su masa social, es uno de los clubs deportivos con mayor masa social: más de 144.000 socios y más de 1400 peñas demuestran lo grande que es nuestro club.  
Las Peñas del FC Barcelona son asociaciones,soberanas e independientes que se rigen no solo por el art.22 de la CE sino también por los estatutos del club. La finalidad de una peña es contribuir a fomentar, mantener y mejorar la representatividad y proyección pública del FC BARCELONA en cualquier parte del mundo, así como fomentar los valores históricos del Club y la hermandad entre sus socios y simpatizantes, apoyando las finalidades del Club. No se autorizarán nombres o denominaciones de Peñas que vayan en contra de los valores propios del Club: el civismo, la integración social, la deportividad, la solidaridad, la democracia, la catalanidad, la universalidad y cualquier otro que refleje el compromiso del FC BARCELONA con la sociedad. Las peñas azulgranas ahn tenido una enorme evolución. A la llegada de Núñez a las presidencia haya por mayo del 78, solo habían registradas 100 peñas oficiales.
En 80 años, solo 100 peñas... en los últimos 30 años se han registrado la inscripción de más de 1300 peñas que se dice pronto. El FC Barcelona aglutina a socios y aficionados de todas la ideologías políticas, creencias religiosas y procedencias geográficas. Sin embargo, según la mayoría de historiadores y sociólogos, la enorme masa social del club no ha respondido históricamente a motivos exclusivamente deportivos, sino también al carácter representativo que, para muchos aficionados, ha tenido y tiene el club en el terreno social y político. A pesar de su vinculación con ideas catalanistas, el club ha contado siempre con gran cantidad de aficionados e incluso socios en toda España, atraídos por los valores deportivos del club. Algunos historiadores, sin embargo, han apuntado que, además de la admiración por los valores deportivos, muchos aficionados españoles simpatizan con el Barcelona al ver en el club catalán la alternativa al "centralismo político" que identifican al Real Madrid, especialmente desde los años de la dictadura franquista. Fue en aquellos años cuando se acuñó la frase de que el FC Barcelona era «más que un club», que se convirtió en el eslogan más conocido de la entidad.
Desde 1899 cuando apenas 100 incondicionales eran socios hasta hoy donde somos más de 144.000 socios, todos hemos luchado por lo mismo, por unos colores, por unos sentimientos... por algo "mes que un club" Por el NOSTRE BARÇ

Cap. 934: La revancha llego 67 años después (II)

La venganza llegaba el 27 de febrero de 1996. Tras ganar 1-0 en el Camp Nou, el equipo de Cruyff lo tenía de cara para consumar la venganza y ser él quien dejara en la cuneta al RCE Espanyol estando a las puertas de la final. Y no dejó escapar la ocasión. El Barça se impuso en Sarrià con goles de Kodro, Amor y Popescu tras igualar un 1-0 y un 2-1 en contra. Que lo había puesto entre las cuerdas.

22-2-1996 Camp Nou

FC Barcelona - RCE Espanyol 1-0
Barcelona: Busquets, Ferrer, Abelardo, Nadal, Sergi, Guardiola, Popescu, De la Peña (Amor), Hagi (Figo), Bakero (Oscar), Kodro.
Espanyol: Raul, Cristobal, Nando, Pochettino, Torres Mestre, Brnovic, Bogdanovic (Javi), Francisco, Arteaga, Lardin (Herrera), Urzaiz (Raducioiu).
Goles: 1-0 Popescu (p).

28-2-1996 Sarria

RCE Espanyol - FC Barcelona 2-3
Espanyol: Raul, Cristobal, Nando (Herrera), Pochettino, Torres Mestre (Pacheta), Lardin, Brnovic, Francisco (Benitez), Arteaga, Javi, Urzaiz.
Barcelona: Busquets, Ferrer, Abelardo, Nadal, Sergi, Guardiola, Popescu, Roger (Cuellar), Bakero (Amor), Figo (Oscar), Kodro.
Goles:  1-0 Javi, 1-1 Kodro, 2-1 Urzaiz (p), 2-2 Amor, 2-3 Popescu

Cap. 934: La revancha llego 67 años después (I)

El fútbol siempre suele dar una revancha. A veces es inmediata. En otras ocasiones tienen que pasar años, incluso décadas para llegar a ese placer de Dioses. El FC Barcelona tuvo que esperar 67 años para volver a enfrentarse al Espanyol en unas semifinales de la Copa. La derrota sufrida en 1929, cuando el equipo blanc i blau le apartó de la final de Copa en semifinales, acabarían ganando la Copa aquel año en Mestalla y contra el Real Madrid (2-1). En la vuelta se produjo las expulsiones de Samitier y Tena, por una trifulca en el campo.

20-01-29 Sarria

RC Espanyol - FC Barcelona 2-0

Espanyol: Zamora, Saprissa, Portas, Trabal, Sole, Tena I, Ventolra, Broto, Tena II, Padron, Bosch.
Barcelona: Platko, Walter, Mas, Marti, Guzman, Castillo, Piera, Samitier, Arocha, Garcia, Sagi.
Goles: 1-0 Broto, 2-0 Ventorà

27-01-29 Les Corts

FC Barcelona - RCE Espanyol 1-1 

Barcelona: Platko, Walter, Mas, Marti, Castillo, Obiols, Piera, Samitier, Arocha, Garcia, Sagi.
Espanyol: Zamora, Saprissa, Gonzalez, Trabal, Sole, Tena I, Ventolra, Broto, Tena II, Padron, Bosch.
Goles: 1-0 Saprissa(pp), 1-1 Tena