diumenge, 27 d’abril de 2014

Cap. 221: Más de 30 años del primer partido en directo de TV3

TV3 inaguraba las emisiones un 10 de septiembre de 1983, uno de los platos fuertes era la retransmisión del partido de liga entre el FC Barcelona y el C.At. Osasuna que se jugaba ese sabado en el Camp Nou. El comentarista del encuentro seria Jose María Casanovas, con la asistencia técnica de nuestro incombustible "Charly" Rexach
Aquel día Alfons Quintà, presidente de TV3 recibía de manos de Josep Lluis Núñez una placa conmemorativa de este evento, deseandole los mejores para que se convertiera en la "otra" TV. Aunque TV3, no tendria una presencia más diaria. Como era lógico, el partido no fue un deshecho de virtudes técnicas por parte audiovisual, pero era elñ debut. Hoy hace 30 años de esta efemerides...

Los dos equipos jugaron con:

FC Barcelona: Urruti, Sanchez, Migueli, Alexanco, Julio Alberto, Schuster, Victor, "Perico" Alonso (Quini), Carrasco, Maradona, Marcos.

CAt. Osasuna: Biurrun, Macua, Lekumberri, Castaneda, Purroy, Bayona, Lumbreras, Ripodas, Echeverria, Julio, Martin (Arechavaleta).

Arbitro: Gutierrez Fernandez.

Goles: Carrasco.



Primer partido en TV3

El Osasuna jugó como nos juegan hoy es decir con un autobus delante de Biurrum, y cortando el juego tacticamente e intentando que el Barça de Maradona, pudiera realizar su juego.

Cap. 220: "Una esquela sobre el Barça..." por una familia cule


Hasta que la muerte os separe dicen en las bodas, pero siempre que no se trate del fútbol. Desde hace más de dos décadas, una familia catalana, fiel seguidora del FC Barcelona, dedica cada 14 de febrero una esquela a sus difuntos (padre e hijo), para mantenerles al corriente de la actualidad del que fuera el club de sus amores.

"Se ha demostrado que nadie nos podrá doblegar", canta el himno blaugrana en una de sus estrofas y, en el caso de Pere Serra Guinjaume, ni siquiera la "Señora de Negro" consiguió hacerlo con la que fuera su pasión en vida. Un domingo de 1988, el mismo día que el Barça empataba contra el Valencia, Pere falleció a los 71 años.

Fue en el cuarto aniversario de su muerte cuando, por primera vez, sus allegados decidieron que la esquela, siempre en catalán, que en los dos años anteriores le habían dedicado en el diario 'La Vanguardia', incluyera una frase relativa al devenir del equipo.

"Aquest any sí. T'estimem i et recordarem" (Este año sí. Te queremos y te recordaremos), decía aquel mensaje en clave blaugrana, haciendo uso de la frase tan repetida cada temporada por los culés de antaño en el Camp Nou, entre ellos, seguramente, el propio Pere.

Aquel ilusionante "Este año sí" escondía la fe ciega de él y otros muchos seguidores en un equipo cuyos triunfos apenas llegaron en cuentagotas durante décadas, quedando casi siempre en sueños rotos por el camino. Como tantas veces en la trágica historia del club.

Pero, como si fuera un augurio de lo que iba a avecinarse en ese 1992 mágico para la Barcelona olímpica, un zapatazo del holandés Ronald Koeman en Wembley llevaba la primera Copa de Europa a las vitrinas del Camp Nou pocos meses después. Ese año sí fue, por fin.

Desde entonces, cada 14 de febrero, una esquela aparece entre los obituarios del periódico catalán. Unas veces como resumen de la temporada, otras como reflexiones que dan a muchas interpretaciones. Relatando triunfos, crisis, penas o glorias azulgranas a Pere Serra Guinjaume, al que se le unió Pere Serra Casanovas en 2005.

A la renovada ilusión del "Este año también" de 1993 le siguió un "Este año al menos tenemos un cinco a cero", en referencia a la inolvidable goleada sobre un Real Madrid que, al año siguiente, devolvería el golpe. "Este año nos la han devuelto. No pasa nada".

Esquelas que suponen una radiografía de los vaivenes de la entidad desde el 'Dream Team' de Johan Cruyff hasta el Barça de Pep Guardiola y Tito Vilanova, pasando por los momentos más oscuros y titubeantes de las etapas no tan lejanas del club.

"Entre todos están haciendo un zoo", se lamentaban en 1998. "Ni V. ni N. solo B., pero también con catalanes", rezaba la esquela en el convulso 1999, criticando quizá al técnico Van Gaal, al presidente Nuñez y los fichajes extranjeros. "No es eso, no es eso, por lo que luchamos tanto tiempo", añadían con el cambio de siglo.

Más duro fue el trauma que refleja la marcha del ídolo Luis Figo al Madrid ("Tuvimos un traidor afectivamente") o los deprimentes y caóticos años sucesivos de presidencia de Joan Gaspart ("Cada vez se hace más difícil ponerte al día de cómo vamos. Esto es un tiovivo").

También se pueden intuir la confrontación entre Joan Laporta y Sandro Rosell en 2005 ("Ni las revueltas en la Junta nos harán perder la ilusión y la alegría") o la expectación generada por Pep Guardiola. "Ya tenemos dos y vamos hacia la tercera (Champions)".

La magia de Messi y el arte de Iniesta y compañía también quedan reflejados. "Mira por donde que, gracias a los poetas, somos el mejor equipo del mundo. Es mágico, disfrutamos y no padecemos", le dicen en 2009, mientras que en 2010 celebran "la humildad y el trabajo bien hecho que nos han llevado a la excelencia, lo que nunca nadie ha hecho" o, en 2012, el "sueño hecho en realidad en Wembley".

Esta mañana, nuevamente, una pequeña esquela ha aparecido incrustada en tinta entre las muchas del día.

Lejos de lamentos, simplemente relatan a su Pere el goce de la última exhibición ante el Getafe a las doce del mediodía del último domingo, como una conversación de sobremesa con aquel "nene" que nunca se marchó.

"En el hora del Angelus también hacemos maravillas, repartimos caramelos y disfrutamos de la belleza. Por cierto, nene, que ni blanco, ni naranjas, solo color azulgrana. Tal como está el patio, suerte que nos queda nuestro B. Que es legal y auténtico". Y el remate que, como cada 14 de febrero, nunca falta: "Este año también. Os queremos y no os olvidamos".

Este año hemos podido leer: "Gracies Tito, adeu Rosell, endevant Bartu. Per cert nen 'per 1' no. Este año si. Os queremos y no os olvidamos"
Soprendentemente parece que es una despedida para Tito (qepd) como una premonición a lo que ha ocurrido y la despedida también de Valdes, en el próximo junio. Ahora veremos si ganamos la liga