divendres, 5 de setembre de 2014

Cap. 404: "La Concha de la mama de Johan Cruyff"

Esto paso el 9 de octubre de 1977, en el Camp Nou

FC Barcelona - Racing Santander 3-0

Barcelona: Artola, Ramos, Migueli, Olmo, De la Cruz, Sanchez, Neeskens (Juanjo), Asensi, Heredia (Clares), Cruyff, Zuviria.
Racing Santander: Damas, Pelayo, Arteche, Junco (Barrera), Diaz, Lolo, Genupi, Juan Carlos, Rojo II, Quinito, Jimenez (Victor).
Goles: 1-0 Zuviria, 2-0 Asensi, 3-0 Asensi

Esta es la anecdota contada por Milonguita:

"Me acuerdo de un partido contra el Racing de Santander en el Camp Nou. Estábamos ganando 2-0 y me salían todas. En eso, un jugador del Racing le hace una entrada muy dura a un compañero y se lo lleva puesto. Yo le miré el número. En la siguiente jugada lo medí y le entré. Algún rival protestó, pero todo siguió normal. Miro para atrás y lo veo al Johan (Cruyff), quien todavía no se sabía comunicar bien en español y siempre se hacía entender con señas, haciéndome con las manos un gesto: "tranquilo, tranquilo". Tenía las palmas mirando hacia el césped y levantaba y subía las manos.

"Hijo de puta, pará de mandarme en cana delante de la gente", le grité. El tipo con ese gesto me estaba señalando ante todo el estadio. Y seguía...

"¡La concha de tu madre, no me hagas más eso!", le dije alzando la voz. Ya estaba recaliente y viene el árbitro (Pes Pérez), que se había quedado con mis insultos, y me saca la amarilla. ¡¡Uuh, para qué!! Ya explotaba. Miro para el banco y veo a (Rinus, el entrenador) Michels que decide cambiarme. Ya me puse loco. Cuando ordena el cambio y entra Clares agarro, me saco la camiseta y se la tiro delante, a los pies. El entrenador me quiso meter una multa muy fuerte, pero Cruyff lo llamó y luego habló con el presidente para que no me la pusieran. Les dijo que lo ocurrido había sido culpa suya. El presidente me comentó que ante la prensa el club iba a decir que me aplicaban una multa, pero en realidad no me iban a hacer nada y así fue

La verdad es que era un jugador muy temperamental en el campo y era de los que se partian la cara con su padre si hacia falta

Cap. 403: "Milonguita" Heredia y el clavo

Esta anecdota ocurre el 17 de diciembre de 1978. Hace frío en el extinto estadio de la Carretera de Sarriá, pero sobre el césped no se nota. RCE Espanyol y FC Barcelona disputan una nueva edición del derbi catalán.

RCE Espanyol - FC Barcelona 0-2

Espanyol: Urruti, Lanchas, Canito, Verdugo, Padilla, Arabi, Osorio, Fernandez, Amado, Cuesta (Flores), Pavon, Maranon.
Barcelona: Mora, Zuviria, Migueli, Olmo, Albaladejo, Neeskens (Felix), Sanchez, Heredia (Bio), Krankl, Asensi, Carrasco.
Goles: 0-1 Asensi, 0-2 Canito [pp].

La anecdota de este partido comienza unos días, estando en la selección española (Heredia llegó a jugar tres partidos con la selección española como oriundo, entre 1978 y 1979, durante la fase de clasificación para la Eurocopa de Italia 1980), "Urruti" que era el portero del RCE Espanyol, les dice a unos cuantos bromeando... "este (Rafael) Marañón es medio maricón". El otro día se hizo una herida y quería salir en camilla. Heredia advertido a Urruti durante aquella concentración en la selección, que iba a jugar el derbi con un clavo porque estaba harto de que le dieran patadas. El portero le pedio que eligiera uno que no estuviera oxidado.
Heredia sabía que los jugadores del Espanyol siempre le hacían marcas pegajosas, y penso "a estos los voy a joder". Antes de comenzar se vendó el brazo y salio al campo con un clavo escondido para defenderme.
Al comenzar el partido Heredia había amenazado a Angel Lanchas con aplicarle un puntazo con el clavo si intentaba darle una patada. Y más tarde quien se llevaba el "puntazo" es Marañon en la nalga, el jugador del Espanyol lo denuncia... Pero Milonguita ya se habá deshecho del arma del crimen

Cap. 402: El Barça en sus origenes

En aquellos tiempos debía ser muy difícil no sentirse contagiado por la buena fe de los primeros años del FCBarcelona. Antes de ingresar en el club, eran los primeros directivos e incluso, a veces los jugadores, quienes marcaban el campo antes de celebrar los partidos. Los entrenamientos se efectuaban a primera hora de la mañana. A las seis ya había jugadores en el campo dando vueltas, y poco después dándole al balón. Y todos los jugadores además eran socios del Club, que pagaban sus cuotas y que después del entrenamiento iban a sus ocupaciones, unos a estudiar, otros a sus negocios y otros a su trabajo cotidiano. Pero este ambiente duró poco, porque un grupo de jugadores se rebeló en contra de ese "amateurismo" integral. Porque en aquellos tiempos otros clubs ya pagaban algún dinero a sus jugadores. La cosa tenía su explicación, porque algunos muchachos de clase modesta que demostraban excelentes condiciones para jugar a fútbol, no tenían en cambio medios económicos. Y entonces a estos jugadores se les pagaba el equipo, zapatos, medias, pantalones, camiseta y se les daba además algún dinero para los gastos de tranvía. Una vez, entre muchos casos, al conserje del club (Manuel Torres) que se le presentó un muchacho que jugaba en el segundo equipo del "Inter". (Internacional FC)  
– A mí, señor Torres, me gustaría jugar en el Barcelona. 
– Pues pásate cualquier día a primeras horas de la mañana, que te verá el señor Peris de Vargas. 
– Oiga, señor Torres, una pregunta: ¿cuánto paga el Barcelona a sus jugadores?
Manuel Torres considero aquello como un insulto y el presunto jugador de nuestro club, tuvo que echar a correr por miedo a sus iras.

Cap. 401: "Tarzan" tambien llora

El dia 5 de septiembre de 1989 se retiraba el hombre que más veces ha vestido la camiseta azulgrana, 649 partidos en 15 temporadas lo contemplan.
Al partido en un dia frio y lloviendo solo acudieron 20.000 espectadores, aunque se vendieron más de 35.000 estradas el tiempo estropeo el homenaje que merecía un hombre como Miguel Bernardo Bianquetti, más conocido como "Tarzan Migueli".

El partido, inoportuno porque se producía en medio de una aguda crisis de juego del equipo azulgrana, y anacrónico como todos los homenajes, fue aprovechado por Cruyff como banco de pruebas, como lo demuestra el hecho de que hasta un total de 19 jugadores (incluidos Migueli, Rexach y Cruyff ) se alinearon en el equipo local.
Los equipos presentaron las siguientes alineaciones:

FC Barcelona - Selección de Bulgaria 3 - 1
Barcelona: Zubizarreta, Rekarte, Migueli (Serna), Koeman (Eusebio), Julio Alberto (Sergi), Roberto (Geli), Rexach (Valverde), Aloisio, Cruyff (Amor), Laudrup (Salinas), Begiristain (Soler).
Bulgaria: Valov, Dimitrov, Ivanov, Vasev, Bankov, Dochev, Kostadinov (Penev), Stoichkov (Danov), Iordanov, Petkov (Simeonov), Balakov (Sirakov).
Goles: 0-1 Stocihkov, 1-1 Laudrup, 2-1 Cruyff, 3-1 Eusebio

Migueli, el protagonista, jugó un ratito para llevarse toda clase de muestras de cariño y comprobar que la lesión que terminó con una prolongada carrera, iba en serio. Se despidiria en el centro del campo acompañado de sus tres hijos.
Con los ojos enrojecidos por el emocionado llanto que acompañaba a sus últimos minutos como jugador azulgrana, Migueli confesaba en el descanso del encuentro que se sentía “muy satisfecho por la participación de los socios en el homenaje, sobre todo porque sé que han venido todos los que realmente me quieren”.
Migueli, que en el intermedio del partido recibió numerosos obsequios, reconoció que las circunstancias, lluvia de última hora incluida, no habían favorecido su homenaje, pero afirmó que “he tenido la despedida que me había imaginado”.
La presencia de hombres como Kubala, Quini, Urruti y otros exjugadores azulgrana de distintas épocas fue un fiel exponente del carisma que Migueli tenía entre los barcelonistas. Por otra parte el gerente del club anunció que se habían vendido alrededor de 35.000 entradas, "aunque no todos hayan acudido"

A pesar de que muchas veces se lo propusieron, Migueli nunca quiso ser capitan del equipo, supongo que una ssuperstición más del bravo jugador blaugrana
Migueli una vez abandono su pasión el deporte se dedicaria a su otra pasión el arte

Cap. 400: Placa Conmemorativa a Gamper en Les Corts

 El 18 de febrero de 1923, en ocasión del homenaje que se le tributó a Gamper en Les Corts en Les Corts, fue colocada en el vestibulo del palco y junto al busto de Joan Gamper, una placa conmemorativa de la inaguración del recinto que había tenido lugar nueve meses antes. La placa decía asi:
"El día XX de mayo de MCMXXII fue inagurado solemnemente este campo de juego. Dirigían el FC Barcelona los señores Juan Gamper, Ricardo Cabot, Juan Maria Guash, Luis Jover, Jose Julines, Pedro Marcet, Julio Marial, Juan Parareda, Ignacio Pons, Antonio Salva, Juan Sastre, Alberto Solsona, Joaquin Sot y Salvador Valdes, los que junto a los asesores técnicos señores Jaime Baladia y Juan Sitges, levantaron este templo del fútbol catalan. El primer equipo azulgrana que lo consagró al deporte lo integraron Ricardo Zamora, Jose Planas, Salvador Martínez, Ramon Torralba, Agustin Sancho, Jose Samitier, Vicente Piera, Vicente Martínez, Clemente García, Paulino Alcantara y Emilio Sagi. Fue contricante el club profesional escoces Saint Mirren, del cual triunfaron los nuestros dos goles a uno. En el acto de la inaguración estuvo representada la ciudad en la persona de su alcalde, Excmo Señor Marques de Alella"

Cap. 399: Anecdota Vic Buckingham (qepd)

Temporada 1969/70 antes de un partido de Barcelona vs Betis. El técnico inglés toma una tiza y un
Finalmente, Buckingham de dirige a la pizarra del vestuario y escribe ‘BETIS’ con letras grandes. Acto seguido, va andando hasta detrás de dónde estaban sentados los jugadores, lanza con fuerza el borrador a la pizarra y grita ‘FUCKING BETIS!’. Y así da por concluída su charla."
borrador y empieza a dar vueltas por el vestuario sin decir nada. Al cabo de un par de minutos, los jugadores empiezan a revolverse inquietos, esperando algún gesto de su entrenador, y preguntándose “a ver qué dice éste ahora?”.
"Si vos tenés la pelota el rival no puede anotar", (os recuerda a Johan?) dijo Vic Buckingham cada vez que tuvo la oportunidad… murió en enero de 1995, en Chichester (Inglaterra)