dijous, 12 de març de 2020

Cap. 6821 "Ser Culè y no ser catalán no tiene ningún sentido"

El 22 de septiembre de 2012, saltaba un bombazo en twitter. Eran unas supuestas declaraciones de Sandro Rosell en la Asamblea General Ordinaria realizada en el Palau de Congresos de Catalunya que en primera convocatoria. Todo funcionó sin mayores dificultades hasta que en twitter comenzaron a aparecer twits muy críticos con Sandro Rosell por unas declaraciones que había realizado y que estaban incendiando completamente la red.
- "Ser Culè y no ser catalán no tiene ningún sentido"
Más tarde investigando el verdadero origen de la fuente se llegaba un peldaño más arriba en linea de importancia, el detonador del bulo era: Nacho Cotino. Esto rezaba en su twitter @Nacho Cotino en su biografia en Twitter reza lo siguiente:
Periodista deportivo desde 1986. Aterricé en 2007 en canal 9. Antes pasé por COPE, Onda Cero Radio y Rádio Nou. Valencia wwwrtvv.es
Twit emitido a las 23:10 del Sábado 22. 191 RT 10 Favoritos @Nacho Cotino “La Estupidez del día la firma Sandro Rosell:’ser Culè y no ser catalán no tiene ningún sentido’ …”
Finalmente se descubrio que era una mentira más de Nacho Cotino, se debería investigar quien paga a este juntaletras "aparte" de los medios en los que trabaja y porque ese ataque sin provocaciones.

Cap. 6820: Manifest Blaugrana Vs Ramon Burniol

El 20 de abril de 2016, Manifest Blaugrana solicitaba al FC Barcelona que solicitara la dimisión de Ramon Burniol "por sus lamentables declaraciones sobre la financiación del club y el narcotráfico". Una manifestación que se consideraba "totalmente inaceptable y contraria al sentir del club y a sus valores históricos". El problema venía del Congreso Mundial de Peñas, Ramon Burniol, presidente de la Federació de Penyes del Bages, Berguedà i Cerdanya, declaraba en la presentación literaria que "me importa un pepino de dónde venga el dinero, como si viene del narcotráfico" al referirse al patrocinio de la camiseta del primer equipo de fútbol del FC Barcelona. En la carta dirigida a Jordi Cardoner, vicepresidente del FC Barcelona, y Joan Manuel Trayter, Sindic del Soci, Manifest Blaugrana señala, entre otras cosas, que
- "Estas declaraciones, registradas y difundidas partes, contravienen de manera absoluta y lamentable todo lo que se espera de un representante del FC Barcelona y de todos sus organismos, ejecutivos o sociales. Y, aún más, traicionan el reglamento de las Peñas donde se establece que la finalidad de las peñas - y por definición, de aquellos que las integran - no es otra que "... la proyección pública del FC Barcelona todo el mundo y fomentar los valores históricos del Club y la fraternidad entre los socios, socias y los simpatizantes apoyando a los fines del Club". Concluyendo:
- "El Club requiera al Sr. Burniol para que dimita immediatamanet de su cargo en la Federació de Penyes del Bages, Berguedà i Cerdanya, y que aplique el reglamento disciplinario del Club en aquellos puntos que refieren a las acciones de socios que han causado perjuicios a la imagen del Club".


Cap. 6819: El Barça en servicios mínimos por el coronavirus

El 12 de marzo de 2020, el portavoz blaugrana, Josep Vives anunciaba que el FC Barcelona se había puesto en manos de las autoridades sanitarias y acatbaa todas las indicaciones que las autoridades estaban dando para combatir la pandemia del coronavirus. La entidad blaugrana comunicaba que los servicios mínimos en los que entraba durante el periodo de tiempo que sea necesario:
- "Desde el inicio de la semana ya nos pusimos a disposición de las autoridades porque estábamos ante una situación de alerta sanitaria que se ha transformado en una pandemia que supera el ámbito competitivo", arrancaba el portavoz. "Estamos hablando de la salud de la ciudadanía y creemos que como Fútbol Club Barcelona tenemos una responsabilidad social muy importante que hay que ejercer de manera incuestionable", se comprometía. En ese sentido, a inicios de semana se refería a "socios, peñistas, deportistas, familias, de este ecosistema humano... Y ahora hablamos de la ciudadanía en general". [...] "En lo que se refiere a la actividad deportiva, la restringiremos solo a la actividad de los equipos profesionales. Así, queda sin actividad el ámbito formativo y amateur y, por lo que se refiere a la actividad ordinaria del club, hemos restringido al máximo la densidad en la presencia de trabajadores en los centros de trabajo. Intentaremos que haya poca gente en los centros de trabajo, pero también habrá una parte importante que se hará de manera remota" 


Cap. 6818: Salvador Garu Mora (2000)

Nacio en Benissanet (Tarragona) en 1912 - Fallecio en el 2000. Con apenas 19 años figuraba ya entre los fundadores del partido de Francesc Macià, Esquerra Republicana de Catalunya. Ya con Lluís Companys como presidente de la Generalitat, Grau ejerció cargos vinculados al departamento de Propaganda antes de coger el fusil y acudir al frente de batalla. Tras la derrota, pasó por el campo de concentración de Albatera (Alicante) y, recuperada la libertad, optó por un perfil bajo en lo político y muy activo en las labores de resistencia antifranquista. Su triunfo personal lo obtuvo en 1949, justo cuando el FC Barcelona celebraba sus bodas de oro bajo la presidencia de Agustí Montal Galobart, el presidente que dejó pasar algunos rayos de luz democrática entre las exiguas rendijas del franquismo. Salvador Grau logró convencer a Montal para que recuperara las cuatro barras del escudo con argumentos irrefutables, de esos que ni siquiera la autoridad puede rechazar por muy totalitaria que sea. Le presentó un diseño en el que se restituía la "senyera" y ante las dudas de Montal, Grau recordó que también figuraban en la águila imperial franquista. Y como el régimen no cesaba de proclamar que todos los españoles eran exactamente iguales ante la ley, poco costaría convencerles de la absoluta legalidad de un símbolo que lucía en su propia parafernalia oficial. Al presidente nadie le dijo nada, pero Salvador Grau fue detenido y dio con sus huesos en el calabozo durante algunos días. Posiblemente le salvó ese anonimato mantenido en la acción de resistencia. Y desde entonces hasta nuestros días. La intervención franquista contra el escudo apenas cubrió finalmente la década de los 40.