divendres, 30 de gener de 2015

Cap. 847: Vicente Egido (Atletismo)

Vicente Egido Bolao, nació Villares de la Reina (Salamanca) el 22 de marzo de 1947. Es un atleta salmantino campeón de España de 1.500 y 3.000 metros obstaculos. En 1968 es fichado por el FC Barcelona, para su sección de atletismo. Aunque esta jubilado, sigue vinculado en cierta manera a la sección de atletismo.
Era el mes de septiembre de 1967 y un joven y corpulento atleta del UD Salamanca, con un físico poco propicio para las pruebas de fondo, llamó la atención de Gregorio Rojo, entonces técnico del FC Barcelona. Cuatro meses después, y con sólo 21 años, Vicente Egido llegaba a Barcelona para comenzar una nueva vida. Primero como atleta azulgrana y, años después, para compaginarlo también como empleado del club (entrenador y director técnico de la sección)

Palmares:

1º Campeonato de Cataluña de 3000 metros obstáculos, 1968.
1º Campeonato de Cataluña de 3000 metros obstáculos, 1969.
1º Campeonato de España de 3000 metros obstáculos, 1969.
1º Campeonato Provincial de cross, 1971.
1º Campeonato de Cataluña de 3000 metros obstáculos, 1971.
1º Campeonato de España de 3000 metros obstáculos, 1971.
1º Campeonato de Cataluña de 3000 metros obstáculos, 1972.
1º Campeonato de Cataluña de 5000 metros obstáculos, 1972.
1º Campeonato de España de 3000 metros obstáculos, 1972.
1º Campeonato de Barcelona de cross, 1972.
1º Campeonato de Cataluña de cross, 1972.
1º Campeonato de Cataluña de cross, 1974.
1º Copa de Europa de Clubes, 1974.
1º Campeonato de Cataluña de cross, 1975.
1º Campeonato Provincial de cross, 1975.
2º Campeonato de España de cross, 1975.
3º Campeonatos Iberoamericanos en 5000 metros.

Cap. 846: El reglamento del "Capitan" (1911)

En los "estatutos" aprobados en el 1911 explicaban con detalle cómo funcionaba la función de capitán del equipo, en diversos artículos del "Reglamento Interno" que desarrollaron los estatutos. Según esta normativa del club, los jugadores de cada equipo eran los que elegían al capitán y al subcapitán. Al hacer esta elección, los jugadores "procurarán que el nombramiento recaiga en jugadores de su categoría que tengan más conocimiento del juego y carácter para saberse imponer sobre sus compañeros";
Lo que se intentaba con ello, es que fuesen los que más conocían el juego y las reglas, lógicamente, para poder intervenir cerca del árbitro. Pero también tenían que elegir a aquel que tuviese más ascendencia o influjo sobre sus compañeros, como ocurre en la actualidad.
El Reglamento del club también preveía una especie de moción de censura sobre el capitán, de modo que cuando las dos terceras partes de los jugadores del equipo lo aceptaban, podían sustituir al capitán o al subcapitán si juzgaban que su gestión era insuficiente para llevar las riendas. Los jugadores podían hacer eso, pero
mientras estaban en el campo tenían que obedecer al capitán. Un artículo del Reglamento lo decía así de claro, afirmando que para los jugadores era una obligación "obedecer sin derecho de protesta de ninguna clase, mientras dure el partido o permanezca en el campo de juego, al capitán so pena de ser expulsado del campo y a ser excluido del equipo por la Comisión Deportiva"