dimarts, 13 d’octubre de 2020

Cap. 7919: El Kiosco de Canaletas [II]

Este primer quiosco de madera fue sustituido en 1890 por otro diseñado por Pere Falqués, sucesor de Rovira como director de Edificaciones y Ornamentación.3 Un año antes, Falqués había instalado junto al quiosco la famosa fuente de Canaletas, que con el tiempo se convirtió en un icono de la ciudad.​ El quiosco cobró fama en el trasncurso del cambio de siglo, y entre 1901 y 1916 tuvo su período de máximo esplendor, en una etapa regentada por Esteve Sala, futuro presidente del Futbol Club Barcelona. En aquella época el lugar comenzaba a ser frecuentado por los hinchas del Barça, como ocurre hoy día con las celebraciones en la Font de Canaletas, por lo que la gran afluencia de público conllevó el éxito comercial del quiosco.​ En 1908 el quiosco fue nuevamente remodelado y ampliado, con un proyecto en estilo modernista de Josep Goday.​ Más adelante, sufrió una nueva remodelación en estilo novecentista, a cargo de Antoni Utrillo.​
El quiosco fue derribado en 1951 por orden del alcalde Antonio María Simarro, con la excusa de convertir la Rambla en una vía rápida, proyecto que no llegó a realizarse, aunque la principal razón fue la vinculación del lugar con los hinchas del Barça y, por extensión, con el catalanismo


 

Cap. 7919: El Kiosco de Canaletas [I]

El "kiosko" de Canaletas, fue un popular establecimiento de bebidas situado en la parte superior de la Rambla de Canaletas, cerca de la Plaça de Catalunya, en Barcelona. Construido en 1878 y remodelado en diversas ocasiones, fue derribado en 1951. El responsable del proyecto original fue Antoni Rovira i Trias, director de Edificaciones y Ornamentación del Ayuntamiento de Barcelona, cargo desde el que impulsó el desarrollo y mejora del mobiliario urbano en la ciudad, un ámbito hasta entonces no desarrollado y que comenzaba a despuntar gracias al ejemplo de ciudades europeas como París. Rovira fue el primero en poner un especial empeño en aunar estética y funcionalidad para este tipo de aderezos urbanos; hasta el año de su fallecimiento, en 1889, fue el responsable de una gran cantidad de productos instalados en la vía pública.​ Entre ellos, en 1875 diseñó una mesa de hierro y palastro para la venta de flores en la Rambla, ubicación en la que dos años más tarde proyectó un quiosco de madera para bebidas, construido en 1877. El propietario del quiosco era Fèlix Pons, quien regentaba desde 1860 una barraca de refrescos en el Pla de la Boqueria, en el tramo central de la Rambla, y que trasladó el negocio más arriba, al tramo inicial de la Rambla tocando con la plaza de Catalunya


 

Cap. 7918: La Balada de Wembley (Libro)

En este libro, Jose Mari Bakero, nos cuenta que cuando triunfó en Wembley pensó en sus padres, en el abuelo, en el cura don Vicente, en todo aquello que puede explicar su fuerza y su coherencia. Abril y Cullell supieron construir una excelente pieza literaria que da al partido y a sus precedentes una tensión que en algunos momentos llega a ser noblemente dramática. O como una novela que incorpora, en el texto, sucesivos ingredientes que constituyen un retablo humano y deportivo. Después se han publicado muchos libros sobre deportistas, pero La balada de Wembley -y pueden apuntárselo como mérito de sus autores- fue probablemente uno de los primeros con voluntad narrativa.


 

Cap. 7917: Josep Abril Español (Periodista)

Nacio en Montgat (Barcelona), el 29 de abril de 1957. Periodista y escritor conocido como Pitu Abril. Trabajó en diversas emisoras entre las que Radio Barcelona, COM Radio y RAC 1. También trabajó en el mundo de la televisión en cadenas como Televisión Española en Catalunya, donde presentó la tertulia futbolística La Barbería (1991-96), Canal Olímpico, Televisión de Catalunya o BTV, donde presenta la tertulia futbolística la Portería. También se ha dedicado a la prensa deportiva en el diario Mundo deportivos publicó, junto con Pere Cullell la biografía de José Mari Bakero, La balada de Wembley (1994)


 

Cap. 7916: Jose María Pagoaga Larrañaga (Balonmano)

Nació en Mutricu (Guipuzcua) el 10 de noviembre de 1951... más conocido por Patxi Pagoaga jugaba de portero, y esta considerado como uno de los mejores porteros de la historia del balonmano español, contemporaneo de Jose Perramon. Siempre destacó por su gran colocación bajo los palos.
A finales de junio de 1995 falleció de cáncer. Desde 1996 se celebra un memorial en su nombre en la ciudad vasca de Mutriku con la participación del FC Barcelona en todas sus ediciones.
Su amigo Valero Rivera le dedicó la segunda Copa de Europa que conseguía con el FC Barcelona un año después de su desaparición, tras unas duras declaraciones del presidente del Bidasoa Irún, que lo había acusado de espía del Barça.

Se formó como jugador de balonmano en Euskadi, debutó en División de honor en el JD Arrate para luego fichar por el BM Granollers donde consiguió la Recopa de Europa de 1976. En 1977 fue fichado, tras acabar contrato con los vallesanos, por el Atlético de Madrid. Terminó su carrera deportiva en el FC Barcelona

Cap. 7915: José María García Lafuente

Nacio en Logroño (La Rioja), el 10 de febrero de 1971. Es un futbolista español retirado. Deportivamente conocido como José Mari . Se formó en la cantera del CAt. Osasuna desde los 13 años. ​Debutó, con apenas 18 años, con el Osasuna B en mayo de 1989. Su debut en Primera División con los rojillos fue el 20 de enero de 1991 (Osasuna 3 - Betis 0). A mitad de la campaña 1994/95, con el CA Osasuna en Segunda División, fue traspasado por 150 millones de pesetas al FC Barcelona. En el club blaugrana sólo disputó quince partidos y, aunque tenía un contrato de tres años más de contrato, se marchó al Real Betis con el que firmó por seis temporadas.​

Tras solo un año en el club verdiblanco, el Athletic Club llegó a un acuerdo, a finales de agosto, con el club andaluz y pagó unos 250 millones de pesetas por el centrocampista. En su debut en el cuadro rojiblanco marcó el tanto del triunfo ante el Rayo Vallecano en San Mamés. En el cuadro vizacaíno pasó cuatro campañas, 77 partidos y cinco goles, pero su participación fue escasa en sus últimas tres temporadas.

En la temporada 2000/01 bajó un peldaño, marchándose al CD Leganés, de Segunda División. La siguiente temporada jugó en Burgos CF, también de la categoría de plata. Finalmente, en la temporada 2002/03 fichó por el Reus Deportiu, en el Grupo III de la Segunda B. Sufrió una lesión en la pretemporada que le mantuvo seis meses de baja, por lo que apenas pudo disputar ocho partidos, consiguiendo un gol. Al final de esa temporada decidió poner fin a su carrera como futbolista