dilluns, 1 de juliol de 2019

Cap. 5772: "¡Puyi, Puyi... Puyi, Puyi...!"

El 15 de mayo de 2014, en un Sala de Prensa del FC Barcelona, era despedido con un grito de guerra, el gran capitan del s. XXI: "¡Puyi, Puyi... Puyi, Puyi...!". Es el grito que tantas veces había sonado en el Camp Nou. Un grito que es, sin duda, sinónimo de pasión blaugrana, de amor a un club, de identificación total y absoluta con el equipo blaugrana. Se va el mejor capitán de la historia barcelonista. Aunque más bien, le retiran. Le retiran las lesiones. Unas lesiones que han marcado la última etapa de su carrera futbolística. Se va Carles Puyol, pero se queda el símbolo. Se queda su lección de profesionalidad y de pundonor. Se queda su imagen besando la senyera en el Bernabéu. Se queda su imagen levantando la Liga, la Champions, la Copa, el Mundial de Clubs...
Carles Puyol ha sido, es y será un referente para todos los culés. Y un ejemplo a seguir para todos aquellos futbolistas que sueñan con jugar en el Barça, algún día. Porque Puyol ha representado siempre esos "valors" que tanto se identifican con el club y con su cuna, La Masia. Seguir los pasos de Puyol es seguir la senda del éxito, profesional y personal. Seguir los pasos de Puyol es seguir el camino seguro hacia el corazón de todo el barcelonismo. Carles Puyol es el espejo en el que deberian mirarse todos aquellos que sueñan con ser ídolos del Camp Nou, un día no muy lejano. El grito de "¡Puyi, Puyi... Puyi, Puyi...!" es el símbolo de esa conexión emocional entre el futbolista y la afición. Una conexión que se convertía ese 15 de mayo en eterna.

Cap. 5771: Messi, cacheado en El Prat

El 9 de abril de 2014, se pudo comprobar por que Leo Messi gana millones de admiradores a donde quiera que va, si eso se lo hacen al que se cree guapo, rico y mejor jugador, su rostro no hubiera reflejado una sonrisa, a lo mejor una pataleta con la posterior queja a su presidente para que ubique al que lo cachea o incluso habría llamado racistas a los policias por cachear a un portugués
La verdad es que el policía estaba realizando su trabajo y al tocar la alarma, penso que Leo Messi "llevaba" un navaja o un arma para secuestrar el avión, es lo más lógico y es que a veces esas "gorras de plato" de ciertos agentes de seguridad, son las que hacen que no transpire esa zona y que se convierta en un "encefalograma plano", el que esta debajo de esa gorra. La calor no es buena para la cabeza. Y lo más sorprendente fue el buen humor de la plantilla que gastaron bromas a Messi a lo largo del viaje y por lo menos no hizo lo que otro (Joan Laporta)... bajarse los pantalones para que lo cachearan.
Un aplauso para Messi

Cap. 5770: Intel será el nuevo sponsor del Barça

El vicepresidente barcelonista Javier Faus anunciaba el martes 10 de diciembre de 2013, que el jueves se anunciaría el nombre de un nuevo sponsor muy importante para el FC Barcelona. El anuncio lo hizo en el programa de RAC1 "El Món a Rac1". Posteriormente, durante la mañana y primera hora de la tarde, se ha empezado a saber que el anuncio se adelantaría a esta misma tarde, y para el jueves lo que se haría sería la presentación oficial del acuerdo.
Ese nuevo sponsor era Intel. Intel, es el mayor fabricante de circuitos integrados del mundo. La compañía se fundó en Mountain View (California) hacía ya 45 años y tenía su sede en Santa Clara, también en California. En 2012 tuvo unos ingresos, de 53,75 miles de millones de dólares estadounidenses y un beneficio neto de 11.150 miles de millones. Su presidente era Jhonatan Martínez y tiene 82.500 empleados. El acuerdo sería hasta el año 2016, a razón de cinco millones de euros por año.

Cap. 5769: Rául Baena le niega el saludo a Leo Messi

El 21 de septiembre de 2013, el FC Barcelona visitaba Vallecas. Antes del saque de centro y mientras los jugadores blaugranas desfilaban dando la mano a los rivales. Raúl Baena, centrocampista del Rayo Vallecano (y exjugador del RCE Espanyol), no saludó al delantero blaugrana, Leo Messi y tampoco lo hizo al finalizar el partido.
Además, el futbolista del Rayo hizo bastantes entradas duras a sus rivales, especialmente al argentino. Una de esas faltas, sobre Messi, fue sancionada con tarjeta amarilla cuando, perfectamente, podría haber supuesto su expulsión. Posiblemente ese "odio" a Messi viene de cuando era jugador de la cantera blaugrana y no pudo como Messi llegar al primer equipo. El fútbol como cualquier otro deporte pone a cada uno en su sitio y el de Baena como buen tuercebotas que es... cada vez baja más en el escalón profesional del equipo al que va, esta temporada ha jugado cedido en el Melbourne Victory Football Club, procedente del CF Granada