martes, 5 de junio de 2018

Cap. 4564: "Teníamos que hacerlo".

A principios del año 1961 el Barça estaba inmerso en una grave crisis económica a causa de la construcción del Camp Nou y de la para que sufría la venta de Les Corts. Cierto día, cuatro jugadores barcelonistas criados en la casa, Antoni Ramallets, Joan Segarra, Sígfrid Gracia y Martí Vergés, se presentaron en la sede social del club, en la Via Laietana, 180. Ante el presidente Antoni Julià de Capmany, el directivo y economista Fabià Estapé y el gerente Joan Gich, Ramallets, como portavoz del grupo, proclamó: 
- "Sabemos que el Barça pasa por problemas económicos. Queremos decirles que todo el dinero que hemos ganado, lo hemos ganado gracias al Barça. Si creen que ahora les hará falta, se lo dejaremos. Ya nos lo devolverán cuando puedan".
Muchos años después, el mismo Antoni Ramallets explicaría el porqué de este gesto tan excepcional como altruista: 
- "Los cuatro éramos barcelonistas desde pequeños, jugábamos en el club de nuestros sueños y el Barça nunca nos había dejado de pagar ni cinco céntimos. Teníamos que hacerlo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario