dimarts, 22 de juny de 2021

Cap. 9115: Aquel Motín del Hesperia (1988) [IV]

- "Schuster le aseguró a Alexanco que vendría al Hesperia", recuerda Calderé. Pero, minutos antes de comparecer ante los medios, sonó el teléfono de Luis Aragonés. El abogado llamaba para informar que el centrocampista, no acudiría a la cita. "Aquello nos hizo mucho daño", afirma Ramón Calderé.
Al final de la conferencia de prensa, los jugadores abandonaron rápidamente el salón y solo se quedó Francisco Javier González Urruticoechea, "Urruti" (qepd), quién se instaló en una habitación para atender las llamadas de los medios de comunicación. Calderé recuerda dos detalles de aquel momento: el jersey que llevaba (una prenda Lacoste a rayas negras y grises recién comprada) nunca más volvió a ser utilizado "porque lo tiré. No quise verme nunca más con la misma imagen"; el segundo, fue saliendo del hotel: hablando de lo sucedido con otro miembro de la plantilla, Robert Fernández, Ramón Calderé le dijo "Niño, la hemos cagado!"
Josep Lluis Núñez acto seguido contrató Johan Cruyff como entrenador y una remodelación casi integra de la plantilla.
La entidad blaugrana comenzó a trabajar en las bajas de los jugadores que habían participado en el Motín del Hesperia. Calderé explica que intentó varias veces contactar con Núñez (incluso lo intento el padre del futbolista) pero que solo pudo hablar con su secretaria.
- "Se dijo que varios jugadores habían llamado para disculparse por lo sucedido. Yo fui uno de los que llamó, pero lo único que quería era que el club me diera la carta de libertad. Me había equivocado y sabía que debía irme, renunciando a los tres años de contrato que me quedaban".


 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada