divendres, 28 de març de 2014

Cap. 183: Saltan al cesped las "metralletas"

A lo largo de la historia se puede decir que el Barça lo ha vivido de todos los colores. Y este partido

27-5-1988 Guayaquil (Ecuador)
FC BARCELONA - SC BARCELONA DE GUAYAQUIL 1 - 2
FC Barcelona: Covelo, Cristobal, Salva, Manolo, Pedraza, Milla (Martin), Urbano (Nayim), Roberto, Roura (Serer), Amor, Ramon (Albesa).  
se lleva la palma.
SC Barcelona G.: Morales, Alcibar, Montanero, Quinones, Izquierdo, Quinteros, Vazquez, Toninho Vieira, Lucho Ordonez, Taberna, Aguello (Aguinaga).
Goles: 1-0 Roberto, 1-1 Quiñones, 1-2 Taberna

Tras acabar la temporada 1987/88, y mientras se resolvía la situación tras el "Motin del Hesperia", el FC Barcelona con algunos jugadores del Filial se fue a una mini gira por Sudamerica. Para participar en el torneo de Guayaquil, en el participaban SC Barcelona (Ecuador), Emelec (Ecuador), CA Peñarol y el FC Barcelona. El Torneo se llamaba "Ciudad de Guayaquil" y servia para inagurar el Estadio del SC Barcelona. En el partido ante el anfitrion hubo algo más que un simple "robo" hubo mucho más.
El parcialisimo árbitraje del ecuatoriano Elías Jacomé, acabo en escandalo. El Barça se adelanto a los 8 min., pero el árbitro concedió el gol del empate, cuando este la fataba bien, bien dos palmos para atravesar la línea de gol. No contento con ello y tras conceder el gol, además de propinar un puñetazo a Roberto, expulso a Manolo y no tuvo réparos para amenazar a Salva.. ¡Con llevarlo a la cárcel!y pidió, la intérvención de la policía, que invadió el campo ¡para apaciguar los ánimos de los jugadores blaugranas tras la consecución del primer gol ecuatoriano, que desataron las iras en el banquillo barcelonista. El segundo gol llegaría en los minutos finales del encuentro y en pleno desconcierto blaugrana. 

Cap. 182: Nicolau Casaus le llevo la maleta a Samitier

La amistad de Josep Samitier y Nicolau Casaus venía de muy lejos. En 1922 el Barça debía jugar un "Coge mi bolsa, chico, y entra conmigo. Yo digo que te traigo de ayudante". Allí empezó la historia de amor de Nicolau Casaus con el fútbol y con el Barça. Y con Samitier. A pesar de que Josep Samitier era 11 años mayor allí se fraguó una amistad que duro toda la vida. Samitier, además le introdujo en los ambientes del Barça, y le brindó apoyo en momentos difíciles que pasó por sus convicciones políticas, cuando una vez finalizada la Guerra Civil, estuvo 72 días condenado a muerte. Casaus siempre habló bien se Samitier e incluso decia de él, que fue el primero en introducir la terminología del fútbol en la charla coloquial: "Me ha metido usted un gol". O bien: "Nos han pillado en fuera de juego". O acaso: "Hay que echar balones fuera". Samitier fue también el que pronosticaba hace muchos años que el fútbol nunca daría dinero: "Si el fútbol fuera negocio, hace años que los equipos de la Primera División serían los principales bancos" Dos grandes cules unidos por su afición a unos colores, a unos simbolos y que hoy seguro que veran el partido desde una grada muy especial
amistoso en Igualada, y Casaus se acerco a sus idolos. Samitier que vio aquel crio le dijo: 
partido amistoso en Igualada, ciudad donde vivia Nicolau con su familia. Nicolau que apenas contaba con 9 años se acercó para ver a los jugadores del Barça. Merodeaba ese día en torno al campo de fútbol, sin entrada. Samitier, que le vio, se hizo cargo de la situación y le dijo:

Cap. 181: 60 años de la primera piedra en el Camp Nou

Hoy se cumplen 60 años, fueel 28 de marzo de 1954, cuando se colocó la primera piedra del actual Camp Nou, que sería inaugurado tres años más tarde. La primera piedra de cualquier edificio o construcción suele ser un símbolo que perdura con el paso del tiempo lejos de los ojos de las personas, enterrado. Al acto solemne de esta colocación fueron una multitud integrada por más de 60.000 personas a los que se sumaron las autoridades deportivas, gubernamentales y eclesiásticas de la época.
Esta primera piedra es la misma que se enterró en su día en el "Estadi de Les Corts" el día 19 de febrero 1922. Años después, unas obras realizadas en aquella desaparecida instalación dejaron al descubierto aquella primera piedra. Y según cuentan historiadores del club, fue el propio "Avi Torres" (hablo de el en un capitulo como Manuel Torres, que era conserje del club por aquellos años), quien sugirió que se utilizara la misma primera piedra cuando hubo que realizar la misma ceremonia en los terrenos que hoy ocupa el Camp Nou. Dicho y hecho. Se realizó la inscripción de la nueva fecha en la cara posterior de la piedra y se realizó el mismo acto 32 años después.
Pero parece que el destino o la casualidad quiso que la mencionada piedra volviera a salir a la luz durante unas obras realizadas en el Camp Nou. Y esta vez, para quedarse fuera para siempre, ya que el FC Barcelona decidió que ocupara un lugar privilegiado en el "Museu Josep Lluis Núñez"